SDE / NOTICIAS

“El último partido cuesta arriba”, la iniciativa de Wiko y SD Eibar en el Día Internacional de la Mujer

Jugadores de los equipos femenino y masculina han jugado en un “campo de fútbol” inclinado como símbolo de la desigualdad de oportunidades en la sociedad

Volver

08/03/2018 17:11

Wiko, marca de smartphones patrocinadora principal de SD Eibar, ha llevado a cabo una acción especial con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer. Por esta vez se ha dejado de lado la estabilidad del terreno de juego y se ha pasado a un escenario diferente, situando un improvisado campo inclinado en las inmediaciones de Ipurua, en el que han disputado un partido los equipos femenino y masculino del Club como reflejo de las dificultades por las que pasan las mujeres, especialmente las deportistas.

El choque celebrado entre los jugadores Rubén Peña y Pape Diop del equipo masculino y Naiara Lete e Iratxe Moreno de la sección femenina se ha convertido hoy en símbolo de la reivindicación de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, fuera y dentro del terreno de juego. Asimismo, esta iniciativa apela al esfuerzo que el Eibar ha mostrado desde sus inicios y a las complicaciones que ha superado en su historia, que, casualmente, se ven reflejadas en el peculiar paisaje del municipio guipuzcoano, conocido por sus múltiples pendientes y desniveles.

Y para vivir en primera persona dichas dificultades, los componentes de la división masculina han jugado cuesta arriba, solidarizándose con sus compañeras y mostrando el respeto que sienten hacia la causa. Y es que esta brecha se observa de manera particular en el mundo del deporte, entre otros sectores, donde existe un claro predominio de los hombres frente a las mujeres, tanto en representación como en reconocimiento, salario y proyección profesional.
Al terminar el partido, los dos grupos han entonado juntos un llamamiento: “Hoy hemos querido jugar contra la desigualdad. Hoy y siempre queremos que este sea el último partido cuesta arriba que juega nadie”. Ambos han mostrado la importancia de jugar en equipo, ya que la desigualdad es un tema que afecta a hombres y mujeres. Únicamente trabajando en conjunto se podrá obtener una auténtica paridad.